El estudio se centra en las siguientes áreas para describir la actual situación, identificar oportunidades y desafíos, cuantificar el potencial en beneficios de una mayor integración e identificar acciones que podrían
mejorar las condiciones económicas en ambos lados de la frontera.
– Patrones demográficos
– Tendencias económicas y controladores
– Patrones de comercio actuales y pasos fronterizos
– Oportunidades y desafíos
– Potencial comercial
– Beneficios económicos de la integración mejorada
– Recomendaciones

Proceso del estudio

Las principales fases de este análisis incluyen:
– Recopilación de datos: The Perryman Group reunió un conjunto completo de datos para los
Estados Unidos y México, así como también cada estado fronterizo. Las series subyacentes se ajustaron para tener en cuenta tipos de cambio, diferencias en las definiciones, puntos de datos faltantes (suprimidos) y otras inconsistencias. Además, se realizó una revisión de otros estudios, informes y otra información.
– Grupos de enfoque: para comprender mejor la situación actual y el potencial para el futuro
esfuerzos cooperativos, doce grupos focales se llevaron a cabo a lo largo de la región fronteriza México-Estados Unidos.
– Desarrollo de modelos: los extensos esfuerzos de modelado dan como resultado un modelo que permite la estimación de el potencial total de exportación de cada estado fronterizo de los Estados Unidos y México y los beneficios potenciales de la mejora integración.
– Análisis de los posibles beneficios comerciales: los posibles beneficios económicos de una mayor integración fueron cuantificados.

Oportunidades y desafíos

  • Las principales oportunidades y desafíos para mejorar el comercio entre los Estados Unidos y México fueron identificados basados en los aspectos cuantitativos de esta evaluación.
  • La investigación reveló temas comunes en estudios de potencial comercial y barreras para un mayor crecimiento.
  • También surgieron temas de los grupos focales sobre las posibilidades de mejorar el comercio y la cooperación futuros entre los estados fronterizos.
  • Los esfuerzos de modelado del Grupo Perryman identificaron industrias donde el comercio
    podría mejorarse más fácilmente en función del potencial de exportación e importación.

Conclusión

La región fronteriza México-Estados Unidos es una vibrante comunidad de personas y empresas con fuertes
lazos y conexiones profundas.
• Trabajando juntos para enfrentar los desafíos enfrentados por ambas naciones, los resultados se pueden mejorar para todos.
• El aumento de la cooperación también puede mejorar el comercio, llevando a beneficios económicos sustanciales.
• La prosperidad a largo plazo en ambos lados de la frontera depende de trabajar juntos para optimizar
soluciones.

Para leer el estudio en su totalidad pulsa aquí